Aplicaciones móviles en la nube

Con el paso de los años, las diferentes aplicaciones móviles han ido adquiriendo cada vez más funcionalidades, intentando cubrir todas las necesidades que los usuarios requerían de ellas. Así, estas aplicaciones pueden cubrir tareas como la autenticación, detección de ubicaciones en tiempo real o servicios de contenidos y comunicaciones dirigidas al usuario. 

Esto implica que las aplicaciones requieren de un buen número de recursos computacionales como puede ser la capacidad de almacenamiento de datos, la memoria de procesamiento o la potencia de nuestros dispositivos. 

Gracias a la constante investigación y modernización de la tecnología móvil, las compañías telefónicas más grandes han sabido adaptarse a estos requisitos, poniendo a disposición del usuario dispositivos con gama media o alta que puedan cubrir todas las reglas establecidas por las aplicaciones. 

¿Pero qué sucede con aquellos usuarios que no pueden o no quieren disponer de las últimas versiones de dispositivos móviles de gama media/alta?¿Es justo privarlos de poder hacer uso de todas aquellas funcionalidades que los nuevos desarrollos móviles les ofrecen?

Con esta idea surge la computación en la nube para móviles (MCC), la cual nos permite utilizar tecnología en la nube para poner a disposición de los usuarios diferentes aplicaciones para móviles. En este flujo de trabajo, los equipos de desarrollo crean y actualizan las aplicaciones móviles completas mediante servicios en la nube, delegando en ellos todo el grueso de almacenamiento y procesamiento de datos.

Aunque la ventaja principal de la computación móvil en la nube es la mejora de rendimiento de nuestras aplicaciones, permitiendo que dispositivos con requisitos técnicos limitados puedan correrlas sin problema, esta nueva manera de programación ofrece otras ventajas que veremos a continuación:

  • Rentable: los servicios en la nube permiten el pago de los mismos dependiendo del consumo de recursos que se haga. Esto permite a las compañías no tener que pagar por la compra y mantenimiento de sus servidores locales, pudiendo modular qué cantidad de recursos van a ser necesarios en tiempo real. Además, si la aplicación es de uso interno, las empresas pueden permitir el acceso a la aplicación a toda su plantilla desde su propio dispositivo, provocando una reducción en la compra y mantenimiento de dispositivos de empresa.
  • Multiplataforma: gracias a que las aplicaciones móviles basadas en la nube funcionan con tecnología sin servidor y pueden ejecutarse en cualquier dispositivo y sistema operativo, esta nueva tecnología permite a los equipos de desarrollo alcanzar un mercado más grande.
  • Análisis en tiempo real: este tipo de aplicaciones almacenan sus datos de forma centralizada en una misma infraestructura de la nube. Esto permite que los servicios en la nube del Backend puedan integrar varios puntos de datos con rapidez y comunicarse con muchas otras aplicaciones para brindar análisis en tiempo real precisos. De esta forma, los usuarios pueden recopilar e integrar datos de manera segura desde varias fuentes.
  • Mejor experiencia de usuario: el único requisito que nuestros usuarios deben tener es una sólida conexión a Internet. Siempre que cuente con ella, independientemente del dispositivo desde el que se conecten, contarán de forma fluida con todas las mejoras de funcionalidad ofrecidas por el desarrollador. Además, al gestionar toda la información desde la nube, el usuario no perderá aquella información que quede almacenada en el dispositivo si lo pierde o es sustraído.

Ahora que ya hemos hablado de las ventajas que ofrecen estas aplicaciones apoyadas en la nube, vamos a ver los dos principales tipos de métodos con los que podemos encontrarnos:

  1. Computación en la nube para móviles de uso general: son sistemas generales que utilizan la computación en la nube para aumentar el rendimiento del dispositivo. Estos sistemas externalizan tareas de uso computacional intensivo, como reconocimiento del habla, aumento de imágenes e indexación de vídeos, a proveedores de computación en la nube.
  2. Computación en la nube para móviles de uso específico: utilizan computación en la nube para mejorar el rendimiento de aplicaciones específicas. Estas aplicaciones requieren una mayor potencia computacional y funcionan mejor con un buen número de funciones ejecutándose en la nube. Por ejemplo, los clientes de correo electrónico y las aplicaciones de streaming de vídeo se ejecutan mejor en este modelo.

Todo lo que hemos visto hasta ahora está muy bien, pero ¿realmente es viable el uso de este tipo de computación en la nube para nuestras aplicaciones móviles?¿En qué casos concretos podríamos aprovechar esta tecnología? Pues bien, algunos de los puntos claves donde este tipo de tecnología cobra todo su sentido son en:

  • Redes sociales: debido al uso intensivo de imágenes y archivos grandes que por lo general se usan en este tipo de aplicaciones, disponer de una nube que pueda procesarlos en tiempo real y ponerlos a disposición del usuario sin una sobrecarga excesiva lo convierte en un claro aliado.
  • Videojuegos: los videojuegos para dispositivos móviles cuentan con una alta carga de gráficos y vídeos, actualizaciones en tiempo real en un entorno multijugador y muchas otras funciones de computación complejas. Gracias al procesamiento gráfico en la nube, que después se transmitirá al dispositivo de usuario en formato vídeo, reducimos el exceso de rendimiento de nuestros dispositivos evitando un sobrecalentamiento excesivo.
  • Salud: debido a la cantidad de información con el que deben trabajar los equipos sanitarios, así como la inmediatez que requiere el obtener cierta información de forma urgente, contar con una nube que funcione como centro neurálgico de información cruzada convierte a este método en una opción más que acertada en toda aplicación orientada a la salud.
  • Experiencias interactivas: La nube, permite ofrecer a los usuarios información en tiempo real sobre aquel lugar en el que se encuentran de forma inmediata, haciendo que su experiencia sea lo más transparente posible sin tener que pausar su momento de conexión con el entorno a espera de nueva información relevante.

Fuentes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *