Identidad Digital Descentralizada

En el modelo tradicional de gestión de identidades se utilizan sistemas centralizados donde se almacena toda la información, pero en los que cualquier brecha de seguridad puede poner en peligro la integridad de los datos de muchísimos usuarios. Además, resulta incómodo para los usuarios, que tienen que registrarse y recordar sus datos de acceso de muchísimas webs diferentes. 

Todo eso abrió el camino a la implementación de sistemas federados, en los que se permite el login a través de otro sistema de confianza, por ejemplo Google o Facebook. El problema con este tipo de sistemas es que estamos dependiendo de un único proveedor de identidades.

Con la Identidad Digital Descentralizada (DDID, Decentralised Digital Identity) se busca devolver a las personas el control sobre su información personal online. Los datos ya no se van a volver a almacenar en una base de datos del proveedor del servicio. Los usuarios no tienen que preocuparse por proteger sus contraseñas, por hackeos o por que vendan sus datos en el mercado negro.

Las credenciales digitales se pueden utilizar, emitir, almacenar y verificar con DDID de forma sencilla. Permite compartir credenciales digitales con terceros de confianza para probar la identidad, con total libertad y seguridad. En 2024 se seguirán produciendo avances en la consolidación de la identidad digital.

DDID reemplazará la prueba física de identidad de los documentos. Aunque se enfrenta a varios desafíos, la forma digital de representar la identidad de las DDIDs va camino de adoptarse de forma masiva y sustituir totalmente a los documentos físicos de identidad, como pasaportes, licencias de conducir o tarjetas de identificación.Esto afectará principalmente a los servicios financieros, el gobierno y la educación.

Las Identidades Digitales Descentralizadas tienen algunos aspectos claves como que los usuarios pueden decidir con quién comparten su información y cómo se utiliza. También facilitan la autenticación segura y la verificación de identidad sin depender de intermediarios, y están diseñadas para ser interoperables entre múltiples plataformas y sistemas y adoptan los estándares más altos de privacidad y seguridad para proteger los datos. Y en todos estos aspectos, las blockchains y las pruebas de conocimiento cero jugarán un rol sustancial.

En definitiva, podemos decir que las Identidades Digitales Descentralizadas cada vez van a dar una respuesta más completa a la necesidad de las personas de tener un mayor control, privacidad y seguridad sobre su identidad en línea, y permitirán no depender de intermediarios centralizados e interactuar en la web de manera más segura y confiable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *